viernes, 19 de julio de 2013

Vistas contemporáneas

He visto cosas que nunca creeríais. He visto cosas que nunca hubiese creído ver hace unos años, y no demasiados.

He visto a antiguos camareros de bares de mi barrio rebuscando en la basura algo que echarse a la boca. He visto a madres pidiendo algún mendrugo en la panadería de al lado. He visto a parados y paradas de más de 50 años depender de la caridad familiar para poder comer más allá del día 15 de cada mes.

He visto a más de 1, de 5 y de 10 universitarios que a mitad de sus estudios no pueden continuarlos por no tener beca. Ni dinero para poder vivir fuera del pueblo, ni para pagar sus exámenes.

En medio de todo esto, también, he visto a un joven de 18 años que, en su chalet, maldecía su suerte porque por culpa de la crisis al llegar a la mayoría de edad sus padres no le comprarían el coche que él quiere.

He visto a una señora que tenía una tienda de comestibles sentada en la esquina de la calle Gondomar de Córdoba, y me temo que no por demencia senil.

He visto a gente pidiendo  cajas de leche en grupos de consumo colaborativo, y de igual forma, he visto a miembros de la más modesta clase obrera desgañitarse por conseguir un iphone.
He visto que todas estas cosas se ven por millares.

Y espero que todo esto no se pierda como lágrimas en la lluvia. Porque todas estas cosas que he visto son reales.



1 comentario: